sábado, 4 de diciembre de 2010

LOS PRIMEROS COHETES



Hoy vuelve a mí otra vez, uno de los típicos sonidos que nos inundan en este mes: "los cohetes" creo que depende de la condición de cada persona, pero no le encuentro ninguna explicación a esta diversión. El día de Nochevieja tiene una justificación que se quemen más de un petardo, por alegría, por querer olvidar el año que ya se va, por celebrar a bombo y platillo que empieza un nuevo año... o por simple placer de quemar polvora. Pero lo que no veo explicación ninguna es que estemos empezando el mes de diciembre y ya tengamos que aguantar las bromitas pesadas de más de un imprudente. Dicen que está muy perseguida la venta de petardos y cohetes, y que está prohibida la venta a menores pero es igual, siempre hay un mayor que se dedica a darle el gustito a los pequeños y ya de paso se lo dán ellos tambien.


2 comentarios:

intento5 dijo...

Los petardos y demás artilugios piroctécnicos, además de lo peligrosos que son por la gran cantidad de quemaduras, amputaciones de miembros, pérdida de audición o de visión, animales estresados por su estruendoso ruido, etc ,etc, son las formás más estúpida de divertirse. Yo creo que a los que los emplean, lo quer les gusta, en el fondo, es fastidiar a los demás sin pensar en las graves consecuencias que pueden traer.

Fali dijo...

Tengo la misma opinión que tú amigo intento5, sí todos pensaramos igual pasaríamos estas futuras fiestas más tranquilos. Saludos.