miércoles, 17 de febrero de 2016

Y QUE VENGAN TIEMPOS MEJORES...

imagen

Esperando a que vengan tiempos mejores. Al igual que un príncipe destronado, te quedas esperando que los problemas se solucionen algún día pero mientras tanto estas dispuesto a renunciar a tu vida.
Sólo sabes decir:
-Cuando todo pase, verás como cambio, verás como empiezo a retomar muchas cosas de mi vida que ahora tengo aparcadas.
¡No te engañes! si piensas así, nunca llegará el momento estable para empezar a ser "tú"
Exígete a diario que te hace falta un espacio para tí, sólo para tí y que si tu no lo haces, nada ni nadie lo va a hacer por tí.

No hay comentarios: