miércoles, 23 de noviembre de 2016

HERMANOS

imagen



Hoy me pongo a escribir, no se, si es con desconfianza o es con valor. Pienso si será el silencio el testigo de mis palabras o será una voz amiga que espera a leerme y a sentirme como yo quiero. 
En un rincón de nuestra memoria, se quedan aparcados momentos vividos que sin quererlo se despiertan y te hacen sentir, aquellos bellos instantes que se fueron para no volver jamás, y que gracias a un casual encuentro se han avivado dentro de mi.
¿Por qué tiene tanta fuerza el amor fraternal? Creía que con el paso de los años, ese amor se iría repartiendo, y poco a poco mermándose, pero estaba equivocada. Cada persona que forma parte de tu vida, tiene un lugar fijado en tu existencia, no importa que lo tengas más cerca o más lejos. Tiene una parte tuya y tu tienes una parte de él. Y aunque muchas veces hallas pensado que el cariño es diferente, no es verdad, ese amor sin condiciones está ahí y habrá momentos en tu vida que se despertará y volverás a sentirte feliz. Hoy me ha pasado a mí y puede que a ti que me estás leyendo te pueda pasar en cualquier momento. 

No hay comentarios: