sábado, 21 de marzo de 2015

HERMANOS DE VERDAD



Cada vez que llega la primavera celebro la entrada de esta estación junto con la evocación del cumpleaños de mi hermano David. Tenemos una diferencia de edad de casi dos lustros, así que por razones que no vienen ahora a cuento, me considero más que una hermana. 
Hemos sido desde el primer momento que nació hermanos de verdad.
Reconozco que la primera vez que lo ví. me quedé un poco retraída, la idea que tenía a la edad de nueve años, no era la cierta para conocer a un hermano pequeño. Era un niño grande con unos rasgos muy marcados, pelo muy negro, todo lo contrario a lo que yo quería, por aquel entonces, porque se pusieron de moda los muñecos nenuco, unos bebes calladitos, sin pelos y con una piel muy blanca.
Cuantas cosas hemos compartido! cuantas canciones hemos tarareado juntos, cuantas veces te has agarrado de mi mano y te has negado a dejarme y quedarte en casa.
Hermano, no olvides nunca la verdadera esencia de nuestra vinculo, cuando chifles, cantes o toques el piano, acuérdate de tu hermana. Cuando rías con tus hijos recuerda lo que hemos reído cuando éramos pequeños. Recuerda el orgullo que tengo de que seas el benjamín de la casa. Percibe que siempre tendrás una mano para ayudarte, para escucharte y por encima de todo para compartir unas risas que es lo que nos hará recordar tan buenos momentos vividos. 

¡FELIZ CUMPLEAÑOS! 

No hay comentarios: