lunes, 5 de octubre de 2015

JOSÉ FRANCISCO LÓPEZ un maestro de las letras


Hace unos días, me encontré por una red social unos versos de nuestro paisano que me llenaron de orgullo ajeno. Pidiendo permiso a su autor los publiqué en este blog. Descubriendo algunos datos para hacer esta entrada, he encontrado en uno de sus blogs una entrada del 12 de agosto de 2007 y como quien encuentra un tesoro, me he aferrado a una soleá cargada de una bella poesía que os muestro con todo el cariño que pueda tener una persona que se sienta orgullosa de Arahal y sepa valorar la buena gente que en ella se encuentra. A continuación os dejo una reseña de sus datos personales y esa soleá que tanto me ha gustado.

- José Francisco López  - 1963, Arahal, Sevilla,  
- Maestro de Primaria 
En septiembre de 1996 fue pregonero de la XXX Fiesta del Verdeo de Arahal, de la que anteriormente fue presentador. 
Es un conferenciante habitual en los Centros culturales y educativos de Arahal en temas relacionados con el Flamenco y su poesía. 
Durante 1998 ha sido presentador y conferenciante del X Certamen de Saetas “Ciudad de Arahal”.
En febrero de 1998 ha sido galardonado con el Segundo Premio del II Certamen de “Declaraciones de Amor”, organizado por el Excmo. Ayto. de Paradas y Radio-TV. Futuro. 
En 1999 ha sido galardonado con el Tercer Premio de Letras Flamencas “Mirando a la Torre”. 
En Junio de 1999 participó en el libro colectivo “Fiestas del Verdeo de Arahal”. 
En mayo de 2004 ha sido galardonado con el Primer Premio de Letras Flamencas “Mirando a la Torre”, organizado por la Peña Flamenca Torre del Cante y el Excmo. Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre. 
En agosto de 2004 ha obtenido el premio al conjunto de letras por Soleá en el Festival Internacional del Cante de las Minas, en La Unión (Murcia). 
En marzo de 2007 ha sido galardonado con el Primer premio de Poesía con temática de “mujer” organizado por el Excmo. Ayuntamiento de Arahal. 
Durante 1999 publicó su primer libro de poesía, titulado Abismos de soledad y silencio. 


POR SOLEÁ 

 Amanecer en el campo, 
se retuercen los olivos, 
desperezando sus ramas 
escarchadas de racimos. 

 Racimos de sentimientos, 
racimos de manzanillas, 
espejo de plata verde 
del cutis de tus mejillas. 

 Amanecer en el campo, 
se retuercen los olivos 
desperezando sus ramas 
escarchadas de racimos.


Páginas consultadas:

No hay comentarios: