domingo, 12 de marzo de 2017

LA ESPERANZA ES NECESARIA



De repente aquí estas, otra vez, despertándome del triste letargo que me ofrecía el invierno. Creo que has llegado antes de tiempo, no me engañes, que si te vas, de nuevo entraré en esa torpeza que me trae la oscuridad de las nubes. Alégrame todos los rincones de la casa, llénalos de luz, de vida, que la oscuridad solo se quiere de noche. ¿No ves que se me ha cambiado hasta el gesto de la cara? Que por las mañanas me despierto y voy a tu encuentro cuando abro mi ventana. No me hagas perder la esperanza de saber que te vas a quedar conmigo, que los días serán diferentes, que las tardes serán largas, no me hagas perderla que la esperanza es necesaria cada mañana.