domingo, 7 de octubre de 2018

SIEMPRE EN MÍ TE TENGO




Te fuiste con la alegría del verano, con el leve soplo de un abanico, con la luz despejada de la mañana, con la alegría de la fruta recién cortada, con la fragancia que tanto te gustaba, con el alegre estampado de tus prendas, con la entrega de tus besos, con la música que te alegraba, con tus lápices de colores, el paseo de media mañana, la frescura de tus limonadas, tus conversaciones culinarias, tu resignación ante tantas trabas, tu Fe. Con todo eso y más te fuiste pero sigues estando, sigues en la casa, sigues en mis sueños, y no me acostumbro a todo esto, y sin querer siempre en mí te tengo.

1 comentario:

Gladys dijo...

Así de cruel es la vida cuando se va un ser querido, lo vemos en todos lados está en cada rincón de la casa en cada pensamiento en nuestra mente, es muy doloroso, pero con el tiempo nos acostumbramos a vivir con esos recuerdos, como si las personas siguieran con nosotros una entrada muy emotiva, triste nostálgica pero muy real, para los que hemos vivido la pérdida de los seres queridos. Un abrazo grande ánimos,yo hace muy poco he vuelto a mis blogs me alegra encontrarte.