lunes, 20 de agosto de 2012

EL VERANO Y LA COSTURA

imagen

Hoy quería dedicar esta entrada a muchas y buenas amigas que pude conocer en este pequeño capitulo de las vidas de mas de una persona.
Hablo de los años ochenta, empezábamos a pisar nuestra adolescencia, llegaba el verano y nuestras madres se preocupaban de que supiéramos coser, ahí entra "la costura".
No teníamos tantas piscinas cerca de casa como ahora. Si teníamos un poco de suerte a lo largo del verano podías ser invitada por cualquier particular que tuviese una piscina o a lo más una alberca. Se iba a la playa con suerte en el autobús de Rafael "el peluquero" que organizaba todos los domingos las excursiones a la costa.
La madres querían que sus hijas fueran mujeres de "provecho" y nos obligaban de lunes a viernes a asistir a esas cansinas clases de costura, donde aprenderíamos a hacer punto de cruz, a sacar "calados" en las telas de las sábanas para mas tarde hacer nuestro "ajuar"...
 Lo que mas me gustaba era bordar y las charlas entre las compañeras. Como mas de la mitad del tiempo lo dedicábamos a charlar de una cantante americana que nos encantaba y que después de todo este tiempo sigue siendo "la reina del pop", hablo de Madonna, también Michael Jackson con su Thiller y montones de letras de Sevillanas que aprendíamos  cantándolas a lo bajito mientras teníamos una aguja y un trozo de tela entre nuestras manos.
Los días de verano eran interminables, la profesora con su abanico en la mano intentando mitigar la calor, mientras tenía una cola de alumnas esperando en su mesa para ser guiadas por ella, ¡cómo sacudía con la palma de la mano en hueco, las monedas que iba recogiendo de la asignación que teníamos diariamente que pagar!
Teníamos un búcaro para beber y cada alumna llevaba un vaso de plástico, una de las frases que mas se oía era: ¡Eh coge tú vaso y no bebas a chorro que chupas!
Cuantas historias contadas, cuantas risas, cómo éramos respetadas las más mayores cuando había un pequeño "conflicto" entre las mas pequeñas, ¡qué buenas amigas nos hicimos!. Al final lo de "mujeres de provecho" no sé si se cumplió pero aprendimos unos valores buenisimos de convivencia.

3 comentarios:

amparo rodriguez dijo...

Hola Fali, yo he sido una de esas niñas que su madre que iba a esas clases de costura gracias a esas clases llevó mas de 20 años de dicandome a está profesión y nunca. me a faltado el trabajo ahora trabajo en una gran empresa llamada Desigual a demas mi trabajo me encanta. Hoy en dia las jovenes no saben coser ni un boton solo las nuevas tecnologias da pena pues está profesion es dificil encontrar gente que sepa coser hoy en dia. Bueno guapa hay te dejo mi comentario un beso

amparo rodriguez dijo...

Hola Fali, yo he sido una de esas niñas que su madre que iba a esas clases de costura gracias a esas clases llevó mas de 20 años de dicandome a está profesión y nunca. me a faltado el trabajo ahora trabajo en una gran empresa llamada Desigual a demas mi trabajo me encanta. Hoy en dia las jovenes no saben coser ni un boton solo las nuevas tecnologias da pena pues está profesion es dificil encontrar gente que sepa coser hoy en dia. Bueno guapa hay te dejo mi comentario un beso

Carmen dijo...

Querida amiga, sin querer me has llevado a un momemto de mi vida y me he emocionado. Yo soy de la generación que ivamos a coser en verano y alli conocí muy buenas amigas.