lunes, 20 de abril de 2015

EL BOSTEZO

imagen

El bostezo es uno de los numerosos misterios del ser humano, el cual no se sabe el porqué, ni cuál es su objetivo, y por qué es contagioso.
Cosas que sí sabemos sobre los bostezos: que no solo los humanos los practicamos, que muchos otros animales lo hacen (incluyendo a los monos y a los perros, pero también, a pájaros y peces); que suelen ocurrir antes de acostarse o justo al despertar, con el hambre o el aburrimiento; que bostezamos incluso antes de nacer (a las escasas 20 semanas de gestación); que aproximadamente el 60% de las personas es sensible a su contagio (tienden a bostezar al ver, o incluso al oír, a otra hacerlo); que el mero hecho de leer repetidamente la palabra "bostezo" induce a ello; y que posiblemente le esté sucediendo ahora mismo, al finalizar el párrafo.
Aquí mostramos algunas teorías que explican su existencia:

1-La teoría de la oxigenación.
Viene de muy lejos. Ya la aventuraba Hipócrates, quien pensaba que bostezar servía para ayudar a eliminar el aire nocivo que acumulamos. De una forma más moderna, no le falta sentido: cuando disminuyen los niveles de oxígeno (lo que tiende además a provocar somnolencia), el bostezo serviría para inyectar una dosis rápida que permitiría contrarrestarlo. Pero una buena parte de los científicos rechazan esta idea: entre otras cosas, porque empezar a respirar con más rapidez se alza como un mecanismo mucho más eficaz y, por lo tanto, tendería a ser "el elegido”. Sin embargo, como afirma Matthew Campbell, profesor de psicología en la Universidad de California, “no se han hecho experimentos adecuados que midan directamente el cambio en el oxígeno provocado por los bostezos”. Por lo tanto, la hipótesis aún no debe descartarse.

2-La teoría de la activación.
La mayor parte de los bostezos ocurren antes y después del sueño, o cuando nos sentimos adormilados. Al bostezar, mejoraría nuestro nivel de alerta (el cerebro le intenta decir al cuerpo: "no duermas, mantén la vigilancia"). Y, además podría ser la base del contagio.

3-La teoría de la temperatura.
Esta es una de las teorías que más fuerza ha ganado últimamente, como demuestra este estudio de la Universidad de Princeton. Se basa, fundamentalmente, en que bostezar permitiría disminuir la temperatura, “refrigerar el cerebro". La lógica: que la temperatura antes de dormir es justamente la más alta del día y que al bostezar conseguiríamos que el cerebro funcione mejor, como afirma Gallup en Bostezo y termoregulación.

-El porqué de los bostezos
Los científicos han determinado que la gente bosteza más cuando lo hacen sus seres más queridos. Existen conjeturas acerca de la relación entre contagio y empatía. Pero por primera vez, los científicos han observado y estudiado con detenimiento este fenómeno. Los resultados obtenidos durante el experimento mostraron que el ritmo del contagio de los bostezos es mayor en primer lugar con parientes, en segundo lugar con amigos, conocidos y por último desconocidos. Los hallazgos sugieren que el bostezo es una forma de solidarizarse con las personas que experimentan una sensación, que en este caso, se suele relacionar con estrés, ansiedad, aburrimiento o fatiga.


imagen



Así que ya sabes, se bosteza:

-Por sueño o por haber dormido más de la cuenta
-Por hambre o por haber comido más de la cuenta.
-Por contagio, somos muy solidarios con el prójimo.
-Por aburrimiento y este es el bostezo que menos me gusta.
Así que ahora deja de bostezar que esto ya ha terminado.

Páginas consultadas:
-

4 comentarios:

Juan José dijo...

Es asombroso cuando una persona bosteza,se pega inmediatamente

luis blanco dijo...

Acostarse tranquilo dormir bien y descansar y olvidarse de todas las penas y desperezarse es lo mejor

Antonio Martínez Balbuena dijo...

Aunque,claramente aquí en este apartado el porqué del bostezo han llegado a explicar,según la ciencia claro está,a la que yo, siempre la razón le llego a dar,aunque creyente yo llego a resultar y digo esto porqué,si estuviéramos en el medievo,o como los países islámicos llegan a estar,los peces gordos de estos asuntos algún rollo en su beneficio se llegarían a inventar,como aquí en España o en Europa que ni una persona a carcajadas se podía a reir,pues la inquisición más pronto que un mixto te llegaba a quemar o castigar,no me llego yo claramente a acordar. A la ciencia claramente, aquí le llego a dar,teniendo en claro,nuestro origen animal,que Charles Darwin,en su obra el origen de la especies llegaría a demostrar que según esta de los monos llegamos a decender,y estos a bostezar lleguen también.

jose manuel romero fernandez dijo...

Debo confesar y admitir con absoluta y plena sinceridad que este es el más interesante, ingenioso y llamativo tema que has abordado desde que estoy conectado a tu blog, propuesta además no exenta de notables dosis de divertimento e incluso me atrevería a decir con algún atisbo humorístico , como se hace patente a lo largo del texto desarrollado sobre este curioso habito de muchos seres vivos.