jueves, 11 de junio de 2015

LO VOY A ESTRENAR "PA SAN ANTONIO"

imagen


Cuando ya se había ido el cuarenta de mayo y se encontraba el riguroso verano a las puertas. Los hombres segaban las lomas de trigos, hacían las gavillas  y dejaban la paja, para la comida y la cama del ganado. Los dueños de las huertas, recogían con alegría, las primeras planteras de pimientos, de tomates. Sembraban las matas de sandías, melones y recogían las primeras brevas de la higueras que tapaban con esmero con unas hojas del mismo árbol y que llevaban a casa como un preciado tesoro. Las mujeres recogían con alegría, el agua de la fuente para el uso de la casa y el tema de conversación cuando llegaban estas fechas, eran las fiestas de San Antonio. Cuando la situación lo permitía, en las casas se compraba o se hacia alguna prenda con la ilusión de poderla estrenar cuando el Santo saliera.
Aclamaban al cielo que no apareciera ninguna tormenta que echara a perder la cosecha. Y esperaban con alboroto y anhelo que llegara el 13 de junio.
Mientras no llegaba el día, una vecina preguntaba a otra por esa prenda que ya había terminado de confeccionar y la respuesta siempre era la misma: "Lo voy a estrenar pa San Antonio"

1 comentario:

Abuela Ciber dijo...

Recuerdo que brotan como aquel de: " San Antonio bendito enviame un novio aunque sea feito"
Cariños y buen domingo