lunes, 22 de octubre de 2012

MI PARAGUAS Y YO

imagen

He querido titular esta entrada con el nombre de "Mi paraguas y yo", porque me apetecía mostrarle mi admiración a este objeto tan preciso cuando llueve y tan molesto cuando deja de llover.
Un paraguas es un objeto más, donde mostramos nuestra personalidad. Yo personalmente soy de los que llevan el paraguas con todos sus dobleces bien puestos y bien abrochado con su cinta. Me gusta conservarlo bien y que me dure mas de una temporada, (ahora es un poco difícil, desde que lo venden tan barato en los bazares, no son capaces de sobrevivir de un año a otro).
Dicen que para conservarlo bien: "es fundamental guardar el paraguas siempre bien seco, ya que la humedad puede dañar la tela hasta el punto de pudrirse y oxidar las varillas, como así también el mecanismo de apertura."
Pasear con un paraguas abierto sin que la lluvia sea muy fuerte ¡es un placer! Te sientes mimado bajo su protección.
La parte penosa es cuando una ventolera intenta arrancar de tus manos y ¡zas! te dobla las varillas Hay veces que lo puedes salvar de esa calamidad, en cambio, otras veces por muchas vueltas que le des a las varillas, ves que se ha quedado despedazado.
Hay veces que se presume de "bastón" y paseas con él cerrado, esperando que empiece a sorprender la lluvia y la mayoría de la gente empiece a correr, mientras tú con un pequeño movimiento pulsas el botón y ya no te mojas.
Pero hay otras veces que entras en cualquier oficina, entidad bancaria, consulta médica...etc, lo colocas en un paraguero y cuando sales...¡se han llevado mi paraguas! y lo gracioso es que me dejan uno roto, feo y mal cuidado. Entonces te pones de mal humor y dices:
- ¡Con lo bien que íbamos, mi paraguas y yo!

2 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Simpatiquisimo lo que compartes.
Y cierto.
Ahora me gustan los paraguas ampliossss y dada mis cans me es posible usarlo tambien como baston ja ja.
Y....soy una almacen insustituible para mis hijos ja ja
Porque sea que les gustan tanto mis paraguas????

Cariños

Camelia dijo...

Hola Fali.
Es una realidad tu texto, yo he dejado olvidado unos cuántos jajaj
Un cariñoso abrazo..