martes, 10 de septiembre de 2013

EL ABOGADO DE LOS CASOS DIFÍCILES.



En el patio de la iglesia sevillana de San Antonio Abad, se encuentra una hornacina con una pequeña talla de San Judas Tadeo. Es sorprendente la cantidad de velas que tiene encendidas y trás ellas los ruegos y oraciones de las personas que llegan a verlo.
San Judas Tadeo es el abogado de los casos difíciles y desesperados. A él llegan cientos de personas todos los días. Es uno de los santos que más devoción tiene en toda Sevilla y no es extraño acercarte a verlo y te encuentres con algún conocido, que llevados por la necesidad de creer,  se encuentren allí postrados ofreciéndole sus rezos.
Vivimos en unos momentos de necesidad material y de vacío de esperanza. Yo os invito a que paséis por este rincón de Sevilla y veáis lo que mueve la fe.

No hay comentarios: