domingo, 6 de noviembre de 2011

LOS MIEDOS DE LOS NIÑOS

En la etapa preescolar (3 a 6 años) se mantienen los miedos de la etapa anterior y se añaden otros nuevos debido al contacto con estímulos imaginarios. Ahora los monstruos, fantasmas o personajes de cine y televisión serán los dueños de sus miedos. Es curioso saber que en esta etapa también es donde la mayoría de los niños empiezan a temer a los animales pudiendo mantener este miedo hasta la edad adulta.
En la etapa de los seis a los once años el niño ya es capaz de diferenciar lo imaginario y ficticio de la realidad. Por este motivo los miedos a personajes imaginarios empiezan a quedarse atrás hasta finalmente desaparecer. Ahora los miedos que empiezan a tener más relevancia en estas edades son:
Miedo al daño físico.
Temor hacia el fracaso, las críticas o las burlas.
Miedo a la separación o divorcio de los padres en el caso de que el niño notase malas relaciones entre sus progenitores.
Para combatir estos temores se puede introducir alguna técnica de relajación. Evitar ridiculizar al niño delante de sus compañeros o alabar su esfuerzo en las actividades que realice. En el caso del miedo a la separación de los padres sería bueno intentar no involucrar al niño en las discusiones o por lo menos no mantenerlas cuando ellos estén presentes. En esta etapa también debo repetir que si los miedos no van disminuyendo con la edad o les producen tanta angustia como para no dejarles llevar una vida normal, habrá que visitar al especialista.


4 comentarios:

francisco el bronco dijo...

muy interesante ademas es bueno saberlo por si algun dia soy padre
gracias Fali

La abuela frescotona dijo...

grave es el problema de los escolares hoy con el abuso de sus propios compañeros, es mas difícil protegerlo, interesante y útil información nos das hoy querida Fali, ojalá sean muchos los que la lean, saludos amiga

Balovega dijo...

Hola de mediodía...

No tengo hijos, pero si fui hija y tuve miedos.

Si no sueñas, nunca encontrarás lo que hay más allá de tus sueños. Que tengas un lindo domingo y una buena semana.

Un besote

Towanda dijo...

Yo conservo el miedo a los animales, aunque lo adquirí con más edad.
La verdad es que ahora, creo, los niños son más "infelices" que hace unas décadas y eso es culpa, un poco de toda la sociedad.
Un beso, guapa.