domingo, 25 de agosto de 2013

LOS COLORES PARA UNA MADRINA



Según las normas de protocolo, toda buena madrina debe evitar el blanco y los tonos «marfil o vainilla» puesto que «va a estar situada cerca de los novios durante la ceremonia» y su vestido «podría confundirse con el blanco y restar protagonismo a la novia».
A pesar de ser el que más estiliza, el negro es también otro de los colores prohibidos, puesto que se suele asociar al luto. Asimismo, los expertos de la Escuela Internacional de Protocolo aconsejan que si se trata de una boda de mañana, lo mejor son tonalidades «suaves, empolvados o pastel», mientras que por la tarde/noche podemos utilizar tonos más llamativos como los «colores joya» (verde esmeralda, rojo rubí, azul zafiro, etc).

fuente

No hay comentarios: