lunes, 12 de agosto de 2013

QUILLO ¿ME CAMBIAS?



Las prolongadas horas de luz solar que tenemos en el verano, hace que convivamos más en la calle. Que ensamblemos el día con las noche.que podamos hablar con amigos, que podamos compartir unas cervezas en cualquier terraza de un bar, que podamos descubrir historias atrayentes y curiosas. Somos noctámbulos que renunciamos a cerrar la jornada del día cuando oscurece. Las noches de verano son largas y como lo que han visto mis ojos es merecedor de contarlo, ahora me dispongo a relatar una costumbre que resucita cada año por estas fechas.
La liga de fútbol ya está casi dispuesta a estrenarse y antes de su comienzo, empiezan en los kioscos a vender los cromos y su respectivo album. Ahí entran esos curiosos "personajes" que sin importarles la edad, se hacen niños desde ahora hasta octubre o diciembre y con un puñado de cromos en los bolsillos, dedican su tiempo libre a coleccionar ese acopio de "estampitas". El arte de este tipo de colección es saber cambiar los jugadores que se tienen repetidos por los últimos fichajes, o los famosos "colocas" que son los fichajes de ultima hora, a los cuales tienes opción de colocar en una misma casilla del album. Los chavales son los protagonistas de esta antología de futbolistas que poseen en sus manos, ellos son los dueños del "juego" y son la pieza clave para poder cambiar las "estampitas", pero hay muchos adultos que se resisten a su edad y renacen cada año con el proposito de conseguir su album completo.
Quiero hacer una merecida mención a Rafael "Pelapalos" que es el buque insigne de esta familia futbolera en nuestra localidad. Año tras año y a pesar de su edad, florece su ilusión por este "arte" y rodeado de la chavalería;que con mucho gusto e incluso con la pillería típica de la juventud; haga sus cambios oportunos para conseguir el premio de completar su cuaderno.Cito a Rafael, pero son algunos más. Falito, Javier "el sopero"...
Es un deleite ver como barajan ese tomo en las manos. El premio...guardar con esmero en un cajón el album completo, enseñarlo a sus hijo, vecinos o amigos y decir. Otro año mas que tengo la colección completa.
Si por casualidad pasas por cualquier calle y escuchas a los lejos decir: ¡QUILLO! ¿ME CAMBIAS? no dudes en acercarte, merece la pena verlos.

2 comentarios:

Mª Carmen dijo...

Curiosa entrada Fali y divertida,Mis nietinos cada año repiten todo lo relatado en tu entrada jeje, a veces me tienen el suelo inundado de cromos repes y no se que hacer con ellos jaja.Feliz semana amiga,Besitos,

Sony dijo...

hola fali,que esta entrada me recoerdo a mi niñez cuando los varones cambiaban sus figuritas,asi le dicen aca y andaban como locos por conseguir la mas dificil,cuando la conseguian se sentian los mas importantes del mundo jajajjaja

amiga te dejo un fuerte abrazo y que pases una hermosa semana!!!!