lunes, 3 de septiembre de 2012

UN PELLIZQUITO AL ALGODÓN DULCE.

imagen

Una de las cosas más simpáticas de la feria, son los puestos de algodón dulce. No hay nada mas pegajoso que darle un pellizquito y rechupetearte los dedos con esta insignia de la feria.
Es un adorno más. El ruido de la máquina cuando pasas cerca del puesto, el olor a la azúcar, la impaciencia de los niños por tenerlo en la mano para después una vez cansados de tanto chupar ver como otorgan al padre o la madre para que le de el finiquito a este rico manjar.
De un año para otro se suele decir:
-¡Anda niño que te voy a comprar yo. otro algodón de esos!
En la siguiente feria si no es el primer día será el último pero seguro que lo veo en sus manos con el algodón dulce que ha dejado uno de sus hijos.
No importa que se pongan las manos pringosas, mírate los zapatos llenos de albero y  seguro que no te quejas.

imagen

1 comentario:

Camelia dijo...

Ummmh me encanta el algodón dulce!
Un cariñoso abrazo Fali y buena semana!