sábado, 30 de abril de 2011

"LOS CARACOLES"




Terminando el mes de Abril y ya se ve la tapa "reina" del mes de Mayo y Junio. "Los caracoles".


Es un deleite saborear una tapita de caracoles acompañado de una cerveza bien fresquita y un tema de conversación para recibir la alegría del buen tiempo, antes que lleguen las calores de nuestros largos veranos. En Arahal hay muchos bares que sirven muy bien esta tapa. Yo particularmente los degusto en "El Apeadero", pues las manos de Carmelita preparan un caldo para chuparse los dedos. El mérito de esta tapa está desde que se empiezan a lavar, a la hora de engaitar, curiosa palabra que quizás la explicación mas sencilla sea: Cuando los caracoles están en el agua a fuego lento y empiezan a salirse se les da fuego fuerte y así se quedan todos fuera. Después el truco de hacer el caldo a golpe de las especias precisas.
Como sé que habrá mas de un curioso que les guste saber como se hacen os pongo una de las miles formas de guisarlos.

Para hacer el guiso de los caracoles tienen que estar, al menos, uno o dos días ayunando para que se limpien correctamente. Antes de empezar a guisarlos, se lavan varias veces con agua, se escurren y se les echa un puñado de sal con la que se les refriega y se vuelven a enjuagar un par de veces más. A continuación se ponen en una olla con abundante agua fría a fuego muy lento. Cuando empiezan a hervir se destapa la olla, se aumenta el fuego y se espuman bien. Después se añaden la guindilla, la cebolla y la ramita de hinojo para que el caldo quede más limpio, claro y transparente, sin olvidar las especias, que pueden envolverse en una redecilla o gasa y se vuelve a hervir. Seguidamente, para hacer el arroz, se refríe un poco el ajo y se le añade una hoja de laurel; posteriormente, se echan los caracoles escurridos en su caldo y se rehogan en el aceite con un vaso de vino, azafrán y muy poca sal. Se deja que hierva y, posteriormente, se le echa el caldo de caracoles sobre el que se guisa el arroz.

5 comentarios:

francisco manuel J.R. dijo...

Hola soy de Osuna! Y me está dando rabia de ver esa foto de los caracoles. Siempre acostumbramos mi familia y yo a irnos los fines de semana a los bares de nuestra localidad a "tapear". Pero como hoy viernes ha llovido nos hemos quedado en casa comiendo como los "americanos", palomitas de maiz, cervezas y una dichosa pizza del Super. Y ahora se me cae la baba con tu entrada. felcidades es un placer entrar en tú página.

cepero dijo...

El caracol Martín



Una vez en mi jardín
pasó algo extraordinario:
se vio al caracol Martín
sentado leyendo el diario.

Le pregunté preocupada:
—Oiga señor, ¿qué le pasa?
Él me dijo tristemente:
—Aquí ando, buscando casa.


—¿Qué ha pasado con la suya?
—fue mi pregunta inmediata.
—La he perdido —dijo el pobre—.
¡Un auto casi me mata!


—No se aflija, Don Martín
—le contestó mi hermanita
y en un momento le puso
sobre el lomo, una cajita.

Entonces el caracol
se fue a dormir muy contento
porque en lugar de una casa…
¡tenia apartamento!
Alicia esain
lastimas que estén tan buenos

cepero dijo...

El caracol Martín



Una vez en mi jardín
pasó algo extraordinario:
se vio al caracol Martín
sentado leyendo el diario.

Le pregunté preocupada:
—Oiga señor, ¿qué le pasa?
Él me dijo tristemente:
—Aquí ando, buscando casa.


—¿Qué ha pasado con la suya?
—fue mi pregunta inmediata.
—La he perdido —dijo el pobre—.
¡Un auto casi me mata!


—No se aflija, Don Martín
—le contestó mi hermanita
y en un momento le puso
sobre el lomo, una cajita.

Entonces el caracol
se fue a dormir muy contento
porque en lugar de una casa…
¡tenia apartamento!.
(Alicia esain )
lastimas que estén tan buenos

julia dijo...

La verdad es que voy a ocultar esta receta,en casa se vuelven locos por ellos,asi que estaria haciendolo todo el dia.Gracias por subirla(yo no sabia ni como hacerlo por eso voy a seguir en la ignorancia).Besos de luz para ti y los que amas.

Abuela Ciber dijo...

Muy interesante, pero en lo personal paso mi lugar a otro.
Por acá no es comun comerlos.

Cariños y buen y exquisito domingo!!!!