jueves, 29 de diciembre de 2011

COMIDAS NAVIDEÑAS MÁS SEGURAS 6ª parte

Comprar con antelación y congelar


- Si se decide comprar un alimento con antelación y conservarlo congelado deben utilizarse para este fin productos muy frescos y de gran calidad.
-Hay que retirar las partes no comestibles, envasar el alimento de forma correcta. Ya sea en táper o en papel de aluminio los alimentos deben estar bien tapados para que no entren en contacto directo con el frío ni con otros alimentos. Hay que etiquetar e indicar el nombre del producto y la fecha de su congelación.
-Es preferible y más seguro comprar directamente los crustáceos congelados a hacer el proceso en casa. Si se van a congelar verduras, es necesario escaldarlas antes.
-Enfriar los platos cocinados antes de congelar, ya que de lo contrario tardarían mucho en hacerlo y descongelarían los productos con los que entren en contacto. Una vez terminada su elaboración, hay que dejarlos enfriar una hora como máximo y congelar en recipientes tapados.
-La congelación deberá ser lo más rápida posible, así se minimiza el riesgo y se mantienen mejor las propiedades organolépticas.
-Es recomendable utilizar un frigorífico de cuatro estrellas que garantice una temperatura de mantenimiento de al menos, -18º C con potencia extra para congelación que alcance los -30º C.
-Para su descongelación, los alimentos deben estar separados del resto para evitar contaminaciones cruzadas. Hay que colocarlo en un recipiente limpio e impermeable dentro del frigorífico, y evitar siempre que gotee sobre otros alimentos.
-Nunca recongelar un alimento descongelado total o de forma parcial. El único caso en el que se puede congelar de nuevo es cuando el alimento se ha cocinado antes con calor intenso, ya que este proceso reduce totalmente el número de microorganismos.
fuente
fuente imagen

1 comentario:

Towanda dijo...

En mi casa se hace así, pero durante todo el año porque
-personalmente- congelo todo.
Fali, qué mujer tan apañá eres.
Un beso muy fuerte.